DecoEstilo.com - Portal de decoración


Las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar

Posted: 09 Sep 2015 03:00 AM PDT

¿Tienes poca mano con las plantas…? Ahora que se avecina el invierno puedes cambiar tu suerte con las especies vegetales decorativas. Prueba con las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar que te proponemos, y disfrutarás de una nueva afición: la jardinería.

Es como todo… Al principio las plantas se resisten a nuestros cuidados y mimos, normalmente por exceso de celo. Pero observándolas y de la mano de la experiencia, puedes conseguir que las plantas respondan bien a las atenciones que les prodigas. ¡Desconfía de quien te diga que la jardinería se le da bien desde el minuto 1!

Con las plantas de interior, recuerda que es preferible la falta de agua que el exceso y que es mejor siempre no echar abono que pasarse fertilizando. Aquí tienes la lista de las plantas más agradecidas para convivir con ellas…

Cinta

La cinta es una de esas plantas que habría que maltratar con saña para que muriera… Es perenne y poco exigente. A cambio sus hojas alargadas que caen en cascada ofrecen siempre un aspecto agradable y decorativo. No necesita abono, responde bien a ambientes en semisombra y tampoco pide mucho agua. Las hojas marrones son señal de poco riego, bajo nivel de humedad en el ambiente o exceso de sales en el agua de riego… En invierno, especialmente si la calefacción reseca mucho el ambiente, es conveniente pulverizar las hojas con agua.

Las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar

Pothos

Es una planta muy agradecida. Crece igual de bien en ambientes luminosos con luz indirecta como en zonas umbrías de la casa. Por esa razón se da igual de bien en una oficina o en el cuarto de baño que en el salón. Sus hojas variegadas tienden a ser más verdes para compensar la falta de luz. Un simple esqueje de esta planta tiene amplias posibilidades de prosperar: el pothos puede sobrevivir en un vaso de agua, en un terreno bien fertilizado o en otro escaso de nutrientes, da igual… Una única advertencia sobre el pothos: es tóxico por ingestión, porque contiene oxalato de calcio. Por eso se considera tóxica para mascotas, niños y personas altamente sensibles.

Las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar

Drácena o dracaena marginata

Es una planta de tallo leñoso con una grácil silueta que recuerda la de una palmera. Sus hojas finas y alargadas tienen, además, un filo rojizo muy llamativo, y pueden ser verdes, verde y crema... La dracaena es una planta tropical agradecidísima con el agua: en invierno basta con regarla copiosamente una vez cada tres semanas y en verano semanalmente. El indicador de falta de agua es siempre un sustrato seco. Si el ambiente es seco pide alguna pulverización que otra, pero poco más. Al ser de crecimiento lento exige pocos cambios de maceta: quizá cada tres años. Es perfecta para decorar espacios sombríos de la casa sin molestar.

Las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar

Espatifilo

Si no fuera porque no soporta la sequedad ambiental sería la planta perfecta para los pisos con calefacción. Por suerte, se puede soslayar este inconveniente situando debajo de la maceta un platillo con guijarros y agua. Por lo demás aguanta interiores en sombra, aunque prefiere la luz indirecta. Eso sí, no pongas nunca un espatifilo en una corriente de aire, porque no las soportan, ni tampoco a temperaturas inferiores a los 15ºC. El riego es importante: en época de crecimiento y floración, conviene echarle agua un par de veces por semana, aunque en invierno se pueden distanciar los riegos hasta que empiece a languidecer…

Las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar

Bambú de la suerte o dracaena sanderiana

Es la típica planta de oficina capaz de sobrevivir en las condiciones más inhóspitas: con poca luz, sin apenas humedad ambiental, con una calidad de aire pésima… Según la tradición china, esta planta atrae la suerte y mejora el flujo de energía en el lugar donde está. Aunque se venden en pequeños recipientes con agua, lo ideal es cambiarla a una maceta con sustrato, donde sobren alrededor unos 5 cm. Es de crecimiento lento, por lo que no necesita apenas cambio de maceta. La temperatura que aguanta es la estándar de los pisos modernos, de 18 a 24ºC, y la luz que le gusta es la indirecta, aunque en un sitio bien iluminado. Es objeto de montajes decorativos o ikebana, aunque para ello hay que forzar su crecimiento con luz para que sus tallos adopten intrincadas geometrías. Simplemente girando la maceta de vez en cuando se consiguen algunas de estas formas…

Las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar

Articulo original de DecoEstilo.com. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este feed con fines comerciales.

Enlace: Las 5 plantas de interior más fáciles de cuidar